EN FORMA DESPUÉS DE NAVIDAD

Ya no tenemos excusas para rendirnos a las deliciosas comidas y a la inactividad de las vacaciones navideñas.

Sabemos que tenemos que dejar afuera ya todos los dulces y posibles antojos, pero después de hacer eso….¿por dónde comenzar?, ¿tengo que dedicar más horas a los entrenamientos?, ¿tengo que estar en dieta detox y sólo comer lechuga por una semana?

Error!
No hay que volverse loco si se hemos cogido unos kilitos de más o no hemos podido entrenar como siempre.

Así que, lo primero es tomarse las cosas con calma. Sin prisa, pero sin pausa. Ve incorporando pequeños detalles sencillos en tus dietas y entrenamientos, para que se hagan hábitos constantes y  veas cambios a largo plazo.

Aquí encontraréis los tips principales para retomar hábitos saludables en nuestro día a día y que tus propósitos fit de año nuevo, se empiecen a cumplir desde ya!

1. GUARDA TODOS LOS DULCES DE NAVIDAD
Al igual que cuando se toma la decisión de llevar una vida sana, tenemos que deshacernos de todo aquello que nos eche por tierra nuestro trabajo.

2.CONTROLA LA CANTIDAD DE ALIMENTOS
Dentro de una alimentación equilibrada donde todos los alimentos están permitidos, debemos aprender a controlar la cantidad y la frecuencia con la que los consumimos.

Es imprescindible tener una dieta variada para mantenernos saciados y evitar picar. Si incluimos en nuestro plato proteínas, vegetales y carbohidratos evitaremos comer lo que no debemos entre horas y nos mantendremos activos por más tiempo.

3.SUSTITUIR ALGUNOS ALIMENTOS POR SU VERSIÓN SANA

Tenemos que saber identificar los alimentos que no nos conviene para poder sustituirlos por su versión más sana, equilibrada y ligera.

Por ejemplo, carnes grasas como el cordero o el embutido pueden ser sustituidas por otras mucho más equilibradas como pavo o salmón ahumado.

Para mantener una alimentación equilibrada es de gran ayuda planificar con antelación los menús de cada día.

    EJEMPLO DE MENÚ

.Entrantes: Pueden ser aperitivos varios como ensaladas, “crudités” vegetarianos, zanahorias cortadas con un poco de salsa (siempre separada) de phidadelphia light.
.Primer plato: Los consomés o purés son ideales ya que no agregan muchas calorías.
.Segundo plato: Pavo y pollo a la plancha pueden tomarse sin la piel para que resulten menos grasos.
.Postre: Las compotas de manzana, los purés de castaña o el membrillo son postres ideales para el invierno y de pocas calorías.

4.COCINAR ALIMENTOS SIN AÑADIR CALORÍAS DE MÁS


Con pequeños gestos a la hora de cocinar, podemos ahorrarnos un montón de calorías que no nos aportan ningún beneficio y que nos pueden frenar todo nuestro proceso.

Para ello;

Precaución con las salsas. Si vamos a cocinar ternera o cualquier otro tipo de carne que ya tenga grasa podemos evitar añadir además más grasa en sus salsas o aliños adicionales.
Servir aparte la salsa o el aliño. Mejor si es en un plato aparte para que cada uno se sirva lo que quiera.
Mezclar una pequeña cantidad de salsa, con una fuente de bajo aporte calórico. Por ejemplo, la mayonesa se puede mezclar con yogur desnatado para así, reducir calorías a la salsa.

5.ACOSTUMBRA TU CUERPO AL MOVIMIENTO

Uno de los principales errores es comenzar con ganas e ilusión porque ese sentimiento de culpabilidad después de Navidad, nos come la cabeza.

Los primeros días deben ser parecidos: suaves. Necesitarás al menos entre 3-5 sesiones para poder volver a nuestra rutina habitual de ejercicio.

Si tu actividad física se basa en clases colectivas, los primeros días entra en una clase de nivel inferior al que solías y la segunda semana regresa a la tuya.

La primera semana entrena  todo el cuerpo en cada sesión. Haz un solo ejercicio por grupo muscular. Todo esto te ayudará a volver a tu forma sin grandes molestias de agujetas y, sobre todo, en menos tiempo.

Los planes que veis por todos lados de desintoxicación no son necesarios y a veces pueden llegar a ser extremos. Lo mejor es como siempre se ha dicho, dieta variada y saludable acompañado de ejercicio. Nada de dietas milagro que te saquen de ese camino. Si ves que algo es fácil o llegar rápido, se va a ir igual que vino, rápido y fácil.

No te desanimes. 
Todos esos pequeños esfuerzos que haces cada día, vas surgiendo efecto en nosotros. Como todo el tiempo nos vemos, no lo apreciamos, pero tienes que guiarte por la ropa, por fotos de antes y después, por las medidas…para dárte cuenta.

njk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s